COORDENADAS HELIOGRÁFICAS

Para fijar la posición de un punto sobre la superficie terrestre utilizamos dos coordenadas: la latitud y la longitud. La latitud se mide desde el ecuador hacia los polos y desde 0º hasta 90º. Para la longitud, se fija arbitrariamente un meridiano origen (Greenwich) y, a partir de él, se mide hacia el Este y el Oeste, desde 0º hasta 180º.Análogamente, en el Sol se definen una longitud y una latitud heliográficas.

La latitud se determina igual que en nuestro planeta: desde el ecuador solar hacia los polos y desde 0º hasta 90º. Para definir la longitud se hace preciso fijar un meridiano origen, pero como no hay ninguno especialmente privilegiado, se elige, por convenio, el meridiano correspondiente al nodo ascendente del ecuador solar sobre la eclíptica el 1 de enero de 1854 a las 12 h. La longitud se mide desde 0º hasta 360º hacia el Oeste, es decir, en el sentido de la rotación solar. Así pues, conociendo la latitud y la longitud heliográficas podemos determinar la posición de cualquier punto sobre la superficie solar.

Sin embargo, no hay que perder de vista que en el Sol no hay estructuras estáticas y que, por tanto, lo normal es que las coordenadas de un detalle vayan variando con el tiempo. Si los ejes de rotación del Sol y la Tierra fuesen paralelos entre sí y perpendiculares a la eclíptica, el eje de rotación solar siempre se vería en dirección Norte-Sur y el ecuador solar sería un línea recta que pasaría por el centro del disco aparente. Ahora bien, el eje terrestre está inclinado 23º26' y apunta hacia la estrella Polar, mientras que el eje de rotación solar está inclinado 7º15' y se dirige hacia un punto de la constelación de Cefeo situado aproximadamente en 23h +77º.

La combinación de ambas inclinaciones provoca, a lo largo del año, una desviación del eje solar respecto a la dirección Norte-Sur y una inclinación del ecuador respecto a la visual. Quizás la mejor forma de apreciar estos efectos sea mediante una imagen y, por eso, reproducimos en la siguiente figura las diferentes orientaciones del disco solar en los 12 meses del año:

Como es lógico, este aspecto tan distinto que puede presentar el Sol influye considerablemente a la hora de calcular las coordenadas de un detalle, pues lo que medimos en principio es la posición de ese detalle sobre el disco aparente.

Para poder realizar posteriormente las debidas correcciones, se definen dos ángulos que caracterizan la posición de la red de coordenadas sobre el disco solar. Al primero de estos ángulos se le asigna la letra P y es el ángulo de posición del extremo Norte del eje de rotación medido desde el punto Norte del disco, positivo hacia el Este y negativo hacia el Oeste. P puede variar a lo largo del año desde 26º,32 hasta +26º,32. En la siguiente figura aparece representado con sus máximos valores:

El segundo ángulo se designa con la letra B0 y es la latitud heliográfica del centro del disco. B0 puede variar desde 7º,25 hasta +7º,25 y da idea de la inclinación del ecuador respecto a la visual. Así, por ejemplo, B0 = 5º significa que el ecuador  pasa 5º al Norte del centro del disco.

Para determinar las coordenadas de un detalle, todavía necesitaremos un tercer ángulo: la longitud del meridiano central, que se denota por L0. Puede variar desde 0º hasta 360º y, tal como se define la longitud heliográfica, va disminuyendo día a día a medida que el Sol gira.

Pinchar aquí para ver los valores de los ángulos P, B0 y L0 para las 0h UT de todos los días del año.